Gatos balineses

Gato Balinés

Misteriosos, inquietantes, independientes… los gatos se encuentran entre los animales que más han fascinado a los humanos, hasta el punto de merecer ser considerados seres demoníacos. Todo ello se debe a su singular elegancia de movimientos, a sus ojos enigmáticos, a la belleza y suavidad de su piel. Hoy hablamos del gato balinés.

El gato Balinés es una raza de gato doméstico derivada del gato siamés y el cruce con gatos de pelo largo, donde sale un felino con una complexión y variedades de colores similares al Siamés, pero con un pelo largo, sedoso y abundante.

Origen: En América en la década de 1950. en una carnada de siameses se produjo en un gatito una mutación. En vez de tradicional pelo corto, se presentó con el pelaje largo de los persas. Y de aquel ejemplar «prototipo», acoplado posteriormente con otro siameses nacidos también de mutaciones de pelo largo, se creó el siamés de pelo largo. Pero los criadores de los auténticos siameses de pelo corto protestaron por la denominación que fue cambiada entonces por el nombre de Balines, aunque la isla de Ba (Indonesia) no tiene nada que ver con la nueva raza. Manto Largo, fino como la seda carente de subpelo y también del collar característico de las razas de pelo largo.

Color: El color del manto puede ir desde el rubio claro hasta el crema con colores más claros sobre el vientre y sobre el pecho. Una mascara marrón oscura cubre enteramente el hocico pero sin invadir la frente y uniéndose, en cambio, con líneas ligeras hacia las orejas.

Cuerpo: Largo y ligero, pero también dotado de buena musculatura. Los movimientos, ligeros y agraciados, recuerdan los de los bailarines de Bali. Extremidades delgadas, más altas las posteriores. Cabeza en forma de cuña bien proporcionada a la delgadez del cuello. Orejas anchas desde la inserción, nariz larga y derecha.

Ojos: Azul intenso, en forma de almendra. Cola Larga y afilada. Carácter Sociable, afectuoso, inteligente, acrobático, saltarín. Se hace entender con voz implorante, casi del mismo tono y fuerza que su primo el Siamés.

Dueño ideal: Se encariña con toda la familia, pero elige una persona a la que se entrega. Es un gato de apartamento, que agradece también los espacios abiertos como la terraza y el jardín.

Alimentación: Nada especial Es un gato fuerte y sano. Cuidados peinado y cepillado como se ha aconsejado para todas las razas de pelo largo.El pelaje es menos propenso a formar nudos que el de los persas.

Reproducción: Nacen 3-4 cachorros en cada parto. Si se cruza a un Balines con un Siamés, se obtienen gatitos con las características de los Siameses, pero con el pelo corto felpado. Los Balineses llegan a la madurez sexual antes que cualquier otra raza de pelo largo. Son excelentes padres y juegan muchísimo con los hijos.

Defectos: Ojos de color diferente del azul, o bien carente de pigmentación; extremidades posteriores débiles presencia de subpelo cola defectuosa sensación de poca salud. Variedades los Balineses de otros colores se llaman Javanéses. Así como el Balines es un Siamés de pelo largo, el Javanés es un Shorthair de pelo largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *