Gato Balinés

Misteriosos, inquietantes, independientes… los gatos se encuentran entre los animales que más han fascinado a los humanos, hasta el punto de merecer ser considerados seres demoníacos. Todo ello se debe a su singular elegancia de movimientos, a sus ojos enigmáticos, a la belleza y suavidad de su piel. Hoy hablamos del gato balinés.

El gato Balinés es una raza de gato doméstico derivada del gato siamés y el cruce con gatos de pelo largo, donde sale un felino con una complexión y variedades de colores similares al Siamés, pero con un pelo largo, sedoso y abundante.

Origen: En América en la década de 1950. en una carnada de siameses se produjo en un gatito una mutación. En vez de tradicional pelo corto, se presentó con el pelaje largo de los persas. Y de aquel ejemplar «prototipo», acoplado posteriormente con otro siameses nacidos también de mutaciones de pelo largo, se creó el siamés de pelo largo. Pero los criadores de los auténticos siameses de pelo corto protestaron por la denominación que fue cambiada entonces por el nombre de Balines, aunque la isla de Ba (Indonesia) no tiene nada que ver con la nueva raza. Manto Largo, fino como la seda carente de subpelo y también del collar característico de las razas de pelo largo.

Color: El color del manto puede ir desde el rubio claro hasta el crema con colores más claros sobre el vientre y sobre el pecho. Una mascara marrón oscura cubre enteramente el hocico pero sin invadir la frente y uniéndose, en cambio, con líneas ligeras hacia las orejas.

Cuerpo: Largo y ligero, pero también dotado de buena musculatura. Los movimientos, ligeros y agraciados, recuerdan los de los bailarines de Bali. Extremidades delgadas, más altas las posteriores. Cabeza en forma de cuña bien proporcionada a la delgadez del cuello. Orejas anchas desde la inserción, nariz larga y derecha.

Ojos: Azul intenso, en forma de almendra. Cola Larga y afilada. Carácter Sociable, afectuoso, inteligente, acrobático, saltarín. Se hace entender con voz implorante, casi del mismo tono y fuerza que su primo el Siamés.

Dueño ideal: Se encariña con toda la familia, pero elige una persona a la que se entrega. Es un gato de apartamento, que agradece también los espacios abiertos como la terraza y el jardín.

Alimentación: Nada especial Es un gato fuerte y sano. Cuidados peinado y cepillado como se ha aconsejado para todas las razas de pelo largo.El pelaje es menos propenso a formar nudos que el de los persas.

Reproducción: Nacen 3-4 cachorros en cada parto. Si se cruza a un Balines con un Siamés, se obtienen gatitos con las características de los Siameses, pero con el pelo corto felpado. Los Balineses llegan a la madurez sexual antes que cualquier otra raza de pelo largo. Son excelentes padres y juegan muchísimo con los hijos.

Defectos: Ojos de color diferente del azul, o bien carente de pigmentación; extremidades posteriores débiles presencia de subpelo cola defectuosa sensación de poca salud. Variedades los Balineses de otros colores se llaman Javanéses. Así como el Balines es un Siamés de pelo largo, el Javanés es un Shorthair de pelo largo.

Dos gatos mejor que uno

Hace tiempo que tengo un gato, y aprendí que si es posible tener dos, hay que tenerlos. Parecería una complicación pero ¿lo es en realidad? ¿Cuán difícil es cuidar a más de un gato? A continuación verás algunas razones que explican la conveniencia.

Los gatos naturalmente definen su territorio y lo defienden con firmeza. Pero no todos los gatos son así, especialmente si los acostumbras desde chiquitos a compartir su espacio con otros gatos, es muy fácil que convivan armoniosamente. También tiene que ver con la personalidad del gato. He tenido gatos sin ninguna agresividad en su conducta y los que tengo actualmente solo se relacionan conmigo.

La clave está en adoptarlos cuando son pequeños y adoptarlos juntos. Los hermanos se llevan bien , generalmente han compartido refugio con todos sus hermanos y van siendo adoptados por distintas familias. Si decides adoptar dos o tres, no les resultará una novedad compartir espacio con otros gatos que ya estén en la casa y para cuando lleguen a ser adultos, el hecho de incorporar un nuevo gato, no les representará mayor problema.

Si al tomar la decisión estás pensando en que es lo mejor para los gatos, piensa que los refugios están superpoblados de gatos buscando hogar. Al adoptar más de un gato por vez, estás ayudando a los refugios a aliviar sus tareas.

Considera también que si pasas mucho tiempo fuera de tu casa, un gato solo puede sufrir mucho la soledad. Llevándole un amigo para jugar, no solo le estás proveyendo compañía cuando no estás, sino que le estás proveyendo situaciones para que hagan ejercicios y mantenerse delgados y saludables.

La única parte negativa de todo esto, es que debes duplicar todo, la comida se acabará más rápido, la caja sanitaria deberá ser limpiada mas seguido, y habrá el doble de pelos de gato por toda la casa. Aún así, es muy poco lo negativo para todos los aspectos positivos que hemos comentado.

Nada puede superar la sensación de un gato descansando en tu falda, a no ser que seas afortunado y tengas dos gatos descansando en tu falda. Toma la decisión correcta, y adopta dos gatos hoy mismo, ¡le harás dos favores al mundo si lo haces!

Lenguaje de los gatos sus gestos y significado

Vemos cuales son los gestos de los gatos y analizamos su significado

Si tienes un gato en casa seguro que conoces perfectamente qué es lo que quiere cada vez que hace algún gesto en particular, tan sólo con mirarlos sabemos lo que quieren.

gestos de los gatos - su lenguaje

Siempre que deseen que les prestemos atención, se colocarán en un sitio estratégico, junto al marco de la puerta, en medio del pasillo o en lugares de mucho tránsito para reclamar unas caricias.

También sabemos identificar los gestos cuando están intranquilos, enfadados o molestos, por los movimientos de los bigotes y la cola, por sus pupilas y por los gruñidos o su característica forma de erizar el lomo.

Los gatos antes de atacar a una presa, ya sea un pájaro al que quieren cazar o a una pelota o juguete, siempre dilatarán las pupilas y los bigotes estarán muy abiertos, ya que son potentes sensores que dan información sobre el entorno.

Si un gato está investigando una zona desconocida, o esta caminando por un muro o un sitio alto, estirará los bigotes para captar mejor las distancias. Los bigotes son como antenas y en cierta manera como un radar.

Las orejas: si las oreja de un gato están hacia arriba indican que está feliz, si están hacia delante es que está enfadado y hacía atrás indican alerta.

Pero todo esto mencionado hasta ahora sobre los gatos podría catalogarse de comunicación gestual básica. Estos felinos son seres muy desarrollados, con una capacidad impresionante de comunicación que se ha estado investigando al detalle.

Los signos que utilizan los gatos se pueden catalogar de dos tipos principales: los de naturaleza fugaz: mímica, gestos, voces y los signos de naturaleza perdurable, que se manifiestan como marcas de olor.

En la próxima entrega hablaré de la mímica y las voces, solo para los amantes de los gatos que quieran profundizar en la maravillosa naturaleza de esta mascota.

Desde siempre se ha dicho, no solo los detractores, que los gatos son seres solitarios, incluso antisociales, pero según la etología, la rama de la biología que estudia el comportamiento de los animales, los gatos domésticos no son tan solitarios como se pensaba.

Para afirmar esto, basan sus teorías en el hecho de que su domesticación fue voluntaria.

En el antiguo Egipto, los gatos fueron aceptados en los ámbitos del ser humano debido a sus habilidades como cazadores de pequeñas plagas o especies peligrosas como ratones o serpientes.

Fue alimentado y cuidado para que se integrasen en el ambiente familiar y de esta manera resultaran útiles en la defensa del hogar. Los gatos aceptaron la situación y demostraron una capacidad de crear signos para su comunicación con el hombre.

Los integrantes del reino animal carecen de lenguaje verbal para poder expresarse, por eso la naturaleza les otorgó otras formas de comunicación, una capacidad innata a todos los animales necesaria para su supervivencia, defensa y procreación.

Cada especie utiliza una serie de gestos fácilmente reconocibles, a los que debemos prestar atención para lograr la comprensión de sus necesidades y recibir lo que nos quieran transmitir.

Un gesto típico del gato, cuando nos tiene confianza y cariño, es frotarse contra nosotros, primero la cabeza, pasando el lomo y por último con un roce de la cola. Es una forma de trasmitirnos su olor, una especie de marcar el territorio de lo que siente como sus dominios.

Otro signo de amistad es acostarse boca arriba, dejando al descubierto su parte mas frágil en caso de ataque, demostrando que está indefenso ante nosotros.

Es muy común que un gato al despertarse se lama y nos lama, también después de haberse lavado, es por el mismo motivo, además de ser una demostración de afecto, intentan tener mayor relación con sus dueños.

Los signos que utilizan los gatos se pueden clasificar en dos tipos principales, uno de tipo fugaz como la mímica, gestos y voces y signos de naturaleza perdurable como las marcas de olor.

En la próxima entrega hablaremos mas detenidamente de ellos, por ejemplo, de la capacidad de transmitir, según los etólogos, de hasta doce señales diferentes con la cola.

Nadie mejor que aquel que tiene un gato en casa sabe que significa cada gesto que realiza, para los amantes de los mininos nada nos complace mas que observar su comportamiento y deducir su estado de animo.

Los gatos pueden transmitir una cantidad considerable de señales con la cola.

Si un gato se acerca a nosotros con la cola extremadamente levantada, mostrando su zona anal, es un gesto de mucha confianza, es el mismo que utilizan instintivamente cuando se acercaban a su madre para que los examinara.

Según la intensidad de los movimientos que hagan con la cola, es lo que quieren expresar. Si un gato golpea contra el suelo su cola en forma ondulante, está muy nervioso y enfadado, si está relajado realizará un ligero movimiento de balanceo, que repite al sentirse atraído por algo.

También puede agitar fuertemente la cola al aire, es otra forma de mostrar nerviosismo.

Si camina con la cola recta, indica amistad, pero si la eriza señala agresividad.

Cuando la arquea, puede significar varias cosas, dependiendo del ángulo, puede ser que el gato esté a la defensiva, si la arquea suavemente señala gran interés por el amo, un gesto muy común  cuando le está por servir la comida en su cuenco.

En cuanto al lomo, si el gato redondea la espalda significa que desea ser acariciado, aunque si la arquea demasiado es que está irritado.

Muchas veces vemos cómo a un gato se les eriza el pelo del todo el cuerpo, generalmente es cuando tienen miedo, es una actitud defensiva, eriza todo su pelo para aparentar ser más grande de lo que en realidad es. Sólo si están dispuestos a defenderse de lo que los asusta, si piensan atacar, erizarán los pelos de la zona media del lomo y la cola.

El gato es un felino que tiene muy desarrollada su musculatura, incluso en la cara, lo que le permite realizar muchos “gestos” y si a esto sumamos la múltiple combinación que pueden realizar moviendo las orejas, los bigotes, los ojos y el pelo, tenemos un abanico muy amplio de comunicación no verbal.

Las orejas hacia delante indican interés por alguna situación de su entorno, del tipo interés amistoso, ya que si las dirige hacia atrás puede indicar que se encuentra en una situación de amenaza y está dispuesto al ataque.

Otras expresiones que realizan los gatos incluyen el movimiento de los bigotes: si los abren en forma de abanico y los tiran hacia atrás, abriendo la boca, es una posición defensiva, no necesariamente que piensen atacar, es una señal de miedo.

Por otra parte, un gato con los bigotes extendidos a los lados demuestra calma y tranquilidad.

Como todos saben, los mininos tienen una colección variada de ruidos que emiten para comunicarse, que son diferentes según las situaciones y destinatarios del mensaje, incluso entre receptores humanos, de su propia especie o si se quieren comunicar con otros animales.

Los ejemplos mas diferenciados son los sonidos que emiten cuando se encuentran en celo, que son totalmente diferentes a los que pronuncian con su amo, para el que tiene algunos destinados a solicitar comida, otros para solicitar mimos y atención y algunos para demostrar enfado.

Los sonidos se pueden dividir en dos categorías. En la primera se encuentran los maullidos que emiten con la boca abierta y cerrada, tal cual como una conversación. Se les llama sonidos “vocales” y constituyen el auténtico vocabulario del gato, con variedad de modulaciones que hacen de sus maullidos se transformen es un mensaje perfectamente identificable.

La segunda categoría de sonidos incluyen los de mayor intensidad, habitualmente los que utilizan para comunicarse con los demás gatos u otras especies: gruñido del macho que ataca, el bufido del gato amenazado…

Los gatos pueden ampliar su repertorio de sonidos “vocales” siempre que sea estimulados, aunque su expresividad dependerá también de su raza.

Los siameses son considerados los más charlatanes y lo he podido comprobar personalmente durante toda mi vida, porque me han acompañado siempre este tipo de gatos y otros de raza de pelo largo, con los que he tenido ocasión de compartir momentos, efectivamente son bastante mas silenciosos.

Lo que sí está claro, es que los gatos con su “amo” se comunicarán con un mayor lenguaje que con el resto de los habitantes de la casa o de las personas con las que se relacionan.

 

Lenguaje de los gatos

Hoy venimos con un nuevo artículo sobre los gatos, hoy hablaremos sobre el lenguaje de los gatos y como podemos conocer un poco más a nuestro gato. Los gatos como todos los seres vivos sobre la tierra necesitan un lenguaje para poder comunicarse con otros seres vivos, o con otros gatos.

Los gatos y más en concreto los gatos domésticos, no son esos seres solitarios e independientes que se pensaba,  su domesticación fue por voluntad propia y esto ha desarrollado una comunicación en la que se incluye el lenguaje interespecífico (entre gatos y con otras especies de seres vivos). En el antiguo Egipto los gatos fueron queridos gracias a sus grandes habilidades como cazadores de pequeños animales (ratones, serpientes, ratas) por lo tanto no fue domesticado a la fuerza, sino que fue domesticado con el fin de obtener de estos animales un beneficio para las antiguas civilizaciones, en este caso para el antiguo Egipto. Todos los animales de la tierra, los mas grandes, los más pequeños, necesitan un lenguaje con el que poder comunicarse, para procrear y defenderse.

 La mímica en el lenguaje de los gatos

Los gatos poseen cientos de músculos en la cara lo que le permiten una gran cantidad de combinaciones de gestos, movimientos de orejas, movimientos de pupilas, bigotes y pelos. Pongamos un ejemplo, las orejas dirigidas hacia delante indican cierto grado de atención, las orejas dirigidas hacia atrás indican una amenaza de ataque, aunque no todos los gatos son iguales en los gestos, la gran mayoría suelen mostrar estos gestos. Los bigotes extendidos hacía delante indican tensión y actividad inminente. La apertura de los ojos nos puede indicar el estado de ánimo de nuestro gato, los suelen abrir mucho ante los extraños indicando con esto que están muy atentos a cualquier movimiento. El bostezo de un gato no tiene el mismo significado que en los humanos, para los gatos un bostezo significa que esta relajado y que todo va bien.

Las voces de los gatos

Los gatos disponen de un amplio repertorio de sonidos para las distintas situaciones en las que se encuentren. Las gatas en celo son capaz de mantener un dialogo con los pretendientes en cambio, las mamas  usan una serie de sonidos para comunicarse con sus crías. Todavía no se conoce bien cómo funciona el aparato vocal del gato, durante años se pensó que los gatos poseían una doble glotis, con varios tipos de cuerdas vocales, las superiores y las inferiores. Se pensaba que el maullido del gato se producía por las vibraciones de las cuerdas vocales inferiores, y el ronroneo por las cuerdas vocales superiores. Actualmente no se sabe con exactitud si esto es realmente así. La expresividad en el sonido de los gatos, depende entre otros factores de su raza, las razas con el pelo largo suelen ser mas silenciosas que las razas de pelo corto.

Señales olfatorias en los gatos

Los gatos desde el día en el que nacen suelen tener un sentido del olfato muy desarrollado, esto le sirve de contacto con su madre, ya que los gatos al nacer, nacen ciegos y sordos. Los gatos poseen su propio olor corporal, como todos los animales mamíferos, los gatos tienen una serie de glándulas que segregan sustancias aromáticas. Los gatos que conviven con nosotros, los gatos domésticos tienen la costumbre de impregnarnos con su olor. Los gatos macho suelen marcar el territorio con la orina, esto las gatas no lo suelen hacer, los machos poseen un saco anal que desprende un olor muy fuerte para nosotros, los humanos. Las gatas, en cambio no suelen tener este olor.

El marcaje de los felinos gatunos

Los felinos son animales territoriales y eso conlleva a que algunas veces tengan conductas que no logramos entender.

Reprendemos al gato por hacer cosas que no son habituales en su comportamiento diario, pero es necesario detenernos un momento para analizar las causas.

Los felinos tienen varias glándulas que naturalmente las liberan y que ellos con placer esparcen en objetos y personas, mediante el rozamiento.

Las mayor cantidad de glándulas se encuentran ubicadas en la cabeza, sobre los ojos, en la frente y en los labios. También tienen glándulas en la base de la cola (complejo perianal) y en las almohadillas de las patas (glándulas interdigitales).

Cuando un gato frota esas partes de su cuerpo, un observador que desconoce el lenguaje gatuno puede interpretar el comportamiento como una señal de que la mascota es amistosa o cariñosa, pero en realidad es otra forma de marcar el hábitat que considera de su propiedad, en la que incluyen todo lo animado e inanimado, desde muebles hasta otros seres vivos, independiente de la especie o del tamaño.

El marcaje de gatos con feromonas es una de las conductas felinas más aceptada por los dueños de casa y los visitantes, ya que es habitual que la realicen cuando hay visitas.

El olor que desprenden solo es percibido por los de su propia especie, con lo cual no genera ninguna perturbación en la convivencia con los humanos.

El acto de segregación feromonal consigue crear un ambiente tranquilizador y de bienestar, al sentir su propio olor en los objetos nuevos o en las personas extrañas el gato se relaja.

Todo aquello que está a la altura de la cabeza del gato es factible de ser frotado y los objetos preferidos son los que se encuentran formando ángulos, con esquinas o partes sobresalientes.

¿Porqué algunas veces no usan su bandeja de arena para orinar?

Posiblemente se trate de una conducta totalmente normal, una respuesta fisiológica instintiva para marcar el territorio y demostrar al resto de gatos que ése es su territorio, que es el dueño de la zona.

Esas marcas que realizan, tan solo con una gotas de orina, son señales de comunicación que otros gatos entienden.

Para marcar con orina, el gato adopta una posición diferente a la habitual para orinar, levantará la cola y se moverá, retrocediendo hacia el sitio seleccionado, rociándolo en forma de spray.

Además del marcaje con orina, también los gatos realizan marcaje con feromonas y marcaje con las uñas, pero el marcaje del primer tipo es el mas problemático en cuanto a la higiene del hogar.

Estas marcas se hacen con poca cantidad de orina, pero muy olorosa y la realizan en época de celo tanto los machos como las hembras adultas no castradas e indican que están dispuestos para reproducirse.

Pero el marcaje no sólo se produce en temporada de “celo”. Hay otras circunstancias que pueden hacer que el gato retome dicha conducta; por ejemplo la llegada al hogar de una nueva mascota, cambios en la decoración con incorporación de nuevo mobiliario o cambio de domicilio.

Las plantas nuevas también pueden ser víctimas del marcaje.

Para la limpieza de superficies y tejidos marcados, es importante utilizar productos sin amoniaco, dejar secar y después aplicar algún otro limpiador que ayude a eliminar olores.
La orina del gato tiene una concentración alta de urea que al degradarse produce amoniaco. Si el limpiador contiene amoniaco, podemos llegar a producir un efecto contrario y atraer a los gatos hacia estas zonas.

Si te surgen dudas con respecto a si tu gato está realizando marcaje de territorio o si está haciendo mal uso de la bandeja de arena, aquí hay un listado de diferencias entre una acción y otra, que espero te sirvan de guía para tomar las medidas del caso, si es necesario.

 

Eliminación inadecuada:

Se produce en machos y hembras.

Se realiza a cualquier edad de los gatos.

La orina aparece en superficies horizontales.

Además de orina, puedes encontrar heces.

Las deposiciones gatunas aparecen en cualquier sitio de la casa.

 

Marcaje de gatos:

Se produce en machos y hembras no castrados y en gatas en celo.

La realizan gatos adultos.

La orina aparece en superficies verticales.

Se presenta sólo con orina.

La orina aparece en puertas, ventanas, objetos nuevos o de extraños que visitan la casa.

Si detectas que tu gato tiene un comportamiento higiénico inadecuado, debes analizar las causas del mismo y tener en cuenta que los gatos son unas mascotas muy sensibles a los cambios en su hábitat y en la conducta de sus amos, les afectan los cambios de horarios, las ausencias prolongadas o los castigos indebidos.

También puede ser una forma de protesta a las condiciones de su bandeja de arena, disconformidad por la suciedad, por la ubicación de la misma o rechazo a algún componente de la arena.

Los niños y los gatos

Los gatos son animales egocéntricos y pretenciosos, que se preocupan de su propio bienestar y consideran que el resto del mundo debe estar a su servicio. También hay que decir que los gatos son hermosos, limpios e independientes. Todas éstas características hacen que los gatos sean muy interesantes y atrayentes para los niños.

Muchos padres consideran que integrar una mascota en la familiar es una buena forma de educar a sus hijos con el ejemplo de amor hacia los animales, la compasión y la responsabilidad y llegan a casa con un gato. Es una idea muy buena, pero no apropiada para niños pequeños. Si al niño se le asignan las tareas de cuidado de la mascota y no las hace a tiempo, si no da de comer y beber y limpia la bandeja, quien sufrirá será el gato.

Otros padres, aunque reconocen los beneficios de que sus hijos tengan mascota, temen llevar a un gato al hogar, por los posibles problemas respiratorios que pueda ocasionar en el niño y los juegos peligrosos que se puedan desarrollar entre ellos. Pero mas peso tienen los aspectos positivos, el desarrollo de relaciones y el respeto hacia todos los seres vivos.

Los efectos negativos se pueden paliar con educación y atención, tanto de la mascota como del niño y algunos cuidados especiales de parte de los adultos: peinar el gato habitualmente y a conciencia y cortar sólo la punta de las uñas con mucho cuidado.

Lo cierto es que estos pretenciosos animales, los gatos, pueden ser grandes amigos de los niños por una serie de razones que voy a enumerar.

1-Son animales independientes. No necesitan que nadie los lleve al exterior para hacer sus necesidades fisiológicas ni para su higiene. No requieren compañía permanente, pueden estar todo el día solos en casa sin problemas.

2-Los gatos por su espíritu egocéntrico buscan constantemente cariño y elogios, los niños les  resultan atractivos por su afán de tocarlos y hacerles caricias.

3-Los felinos son ágiles, tan pronto se acercan a los niños para jugar, como saltan a un sitio donde no se los pueda alcanzar. Cuando ya no quieran mas compañía, se sienta acosados o cansados huirán. Es necesario que el gato disponga de su espacio individual.

Recuerden antes de llevar una mascota a casa que, en los refugios de animales siempre encontrarán aquel que los está esperando para formar parte de la familia.

Cómo entretener a tu gato

El gato es una animal que duerme muchas horas. Si está en casa solo gran parte del día, posiblemente ese tiempo lo dedicará al sueño y permanecerá activo cuando tenga compañía humana.

Pero también puede suceder que a mitad del día despierte, haga una ronda por la casa, visite su plato de comida, su caja de arena y encuentre en su camino algo que llame su atención y se dedique a jugar. Tal vez ese “juguete” fuera un objeto importante para nosotros que ha quedado por descuido fuera de su sitio y al alcance del minino. Otras veces el instinto felino hace que se afile las uñas en nuestro sofá o en la alfombra, aunque sea por aburrimiento.

Para evitar la destrucción de nuestro mobiliario es aconsejable recortar la punta de las uñas periódicamente y que tenga sus propios elementos de entretenimiento.

Cada día hay más variedad de juguetes para gatos en las tiendas para mascotas, para todos los gustos y para todos los bolsillos.

También podemos poner en práctica la imaginación y reciclando elementos que han quedado en el desván, montar nosotros mismos juguetes para nuestro gato.

Con unos cordones de unas zapatos que no usamos y un calcetín viejo, podemos hacer un péndulo para colocar en el pomo de la puerta. Se rellena la punta del calcetín con papeles de periódico, de aluminio, bolsas de plástico u otro material que haga ruido, cortado en trocitos, se forma una bola y se ata a un extremo del cordón. El otro extremo se sujeta al pomo de la puerta, a una altura intermedia, para que el gato salte y logre tocarlo, si está muy bajo no será un desafío y si está muy alto y no logra hacerse con él, buscará algo más accesible.

Las pelotas son un elemento fundamental, de diferentes tamaños y texturas. Si colocas una pequeña dentro de la bañera, tu gato podrá pasar horas persiguiéndola y divirtiéndose.

Con una botella pequeña de plástico puedes hacer una especie de sonajero, re-llenándolo con garbanzos o alubias, tu gato la desplazará por toda la casa para que produzca sonido.

Para cuando estáis juntos, un juguete clásico, muy económico y que también se puede fabricar en casa es una rama o una caña con objetos llamativos y brillantes, plumas, lanas o cintas en el extremo, que agitarás frente a él para que salte y los intente atrapar.

¿Un gato o un tigre? El gato bengala

El gato bengala es un gato híbrido que fue el resultado entre un gato leopardo y uno doméstico

Es difícil para algunos caracterizar a este felino, pues te decimos que el gato bengala es un gato híbrido que fue el resultado entre un gato leopardo y un gato doméstico. Su origen proviene de 1963 en los Estados Unidos en donde a través del humano se cruzó un gato doméstico con una gata bengala, de allí que su nombre provenga del nombre científico que tenía la madre Prionailurusbengalensis.

Entre las características físicas que resaltan de este peculiar felino encontramos que sus huesos son más pesados que el resto y mantienen una estructura bastante robusta y musculosa, así como también llegan a mantener un gran tamaño llegando a pesar los macho entre ocho y nueve kilos y las hembras son un poco más pequeñas llegando a pesar tres kilos y medio aproximadamente, tienen una cabeza ancha y redondeada y sus mandíbulas muestran una gran fuerza y también anchura, con una coloración en sus ojos bastante llamativa y brillante, de color amarillo verdoso, su pelaje es corto, espeso y muy suave, este se aplasta en su cuerpo y debe mantenerse con cuidados ya que es delicado.

El gato bengala muestra también una variedad de colores y tonalidades como el crema, el amarillo, el marfil, el naranja y el dorado y su manto atigrado puede variar también entre franjas negras, chocolate o canela, pero un elemento que si es único en todas las especies bengalís será la punta de la cola negra, y el abdomen debe estar moteado.

Un aspecto resaltante y que parece bastante raro en esta raza de gatos domésticos, es que son grandes nadadores, característica genética que ha sido heredada de su antepasado salvaje, el cual siempre se le reconoció que fuera muy buen nadador y pescador entre sus cualidad, por lo que esta característica también resalta en el gato bengala en comparación a los otros gatos domésticos.

Este los rasgos de conducta que encontraremos en este felino será su curiosidad e hiperactividad continua que pareciera no tener fin, manteniendo en todo momento sus ganas de juguetear y de que le hagan cariño, así como la búsqueda constante de sociabilidad, manteniéndose siempre cercano a su dueño debido a la crianza y al espacio en el cual estos se desenvuelvan.

Es un gato de fácil adaptación a su casa y una vez que ha alcanzado esto, puede hacerse amigo de otras mascotas que también estén a su alrededor, otros gatos e incluso perros, durante el tiempo que estén en casa van a buscar por todos lados debido a su gran curiosidad, por lo que inspeccionarán hasta tanto no tengan todo el espacio bajo control, son gato muy inteligentes y gracias a esto se mantienen alerta constantemente.

Al mantenerse cerca de su cuidador también termina siendo parte de la familia, esperando a su cuidador en la puerta al llegar del trabajo y mostrando su agradecimiento y cariño a cada instante que pueda, dormir en lugares cómodos y cálidos es uno de sus pasatiempos favoritos, por lo que si te atreves a tener un gato bengala estarás compartiendo con una raza única dentro de los felinos domésticos.

Beneficios de la comida húmeda para gatos

Si queremos entender mejor esto es necesario conocer la fisiología del gato. Los perros son omnívoros (capaces de descomponer y digerir tanto vegetales como proteínas animales), mientras que los gatos son carnívoros, significa que necesitan su dieta basada en carnes.

Los alimentos húmedos para gatos son muy recomendables para nuestras mascotas, debido a que ofrece una forma completa de alimentar a nuestro gato cada día. Se recomienda ofrecer alternancia entre alimentos húmedos y alimentos secos, para que nuestro gato pueda disfrutar de sabores y texturas diferentes, algo que siempre agrada a los gatos.

Uno de los grandes beneficios de los alimentos húmedos es que proporciona la correcta cantidad de proteínas diaria para nuestro gato, algo fundamental para mantener los músculos en buena forma, algo fundamental siempre para que a lo largo de la vida, el gato pueda mantener bien su estructura corporal. Por otro lado el aporte de vitaminas y de minerales es muy interesante e ideal para que podamos dar a nuestro gato una buena alimentación a base de alimentos húmedos y secos, porque ambos son fundamentales.

Debate entre la comida húmeda y la comida seca para gatos

Los alimentos húmedos no deben ser considerados como “chucherías”, debido a que aportan muchos nutrientes y se pueden combinar con el pienso seco normal. Seguro que  a tu gato le gustará mucho disfrutar de una lata de alimento húmedo, un alimento que tiene sabores variados y en los que se usan ingredientes de gran calidad, algo muy importante.

Un alimentación equilibrada y atractiva para tu gano no debe excluir los alimentos  húmedos, aunque es muy importante que moderemos la cantidad que le damos a nuestro gato, siempre una cantidad adecuada a su edad, para que el exceso no se pueda convertir en grasa, algo que no es precisamente recomendable en nuestras mascotas.

Es mejor la comida húmeda. Una comida húmeda significa que es un mejor alimento ¿no? Pues, no necesariamente, un alimento mojado muy barato no es mejor para su gato que uno seco de óptima calidad. Debes revisar los ingredientes, donde debe indicar una fuente de proteína animal como su ingrediente número uno e idealmente, no debería contener subproductos de la carne.

Mejor los alimentos secos. Cuando le dan a los gatos comida seca siempre. Esto equivale a alimentar a sus hijos con una dieta constante de comida rápida en aras de la conveniencia. Si tu gato sólo come comida seca, es probable que tenga cada vez menos alimentación que uno que come comida húmeda. Muchos alimentos secos de baja calidad contienen una gran cantidad de material de relleno. En la naturaleza los carbohidratos son sólo un cinco por ciento de la dieta de un gato, que no es más que aquellos que obtiene al ingerir el contenido del estómago de sus presas.

La extraordinaria vision de los gatos

Uno de los aspectos que más nos suele llamar la atención de los gatos es su visión, una visión que es tan buena durante el día como durante la noche y esto queda demostrado cuando una persona con un gato en casa oye al felino explorar la casa totalmente a oscuras y además lo hace sin problema alguno, gracias a su visión nocturna perfecta.

  • Los gatos tienen un campo de visión de 200 grados, en comparación con los 180 grados de las personas.
  • Ven en hasta ocho veces mejor con luz tenue y más borroso de día.
  • No ven en blanco y negro, pero tampoco perciben los colores más vivos ni tan saturados como nosotros.
  • Su visión cercana no siempre es tan buena como la nuestra.

Esta estupenda visión se debe en parte a que los gatos tienen una capa de células especiales que brillan en la oscuridad y que les permite poder ver perfectamente durante la noche. Esta capa se denominaTapetum lucidum y es una capa de células perfecta para que su visión nocturna sea tan buena.

Por otro lado la visión del gato le permite que cuando salta lo haga de manera exacta al lugar donde quiere llegar, algo que permite que los gatos callejeros puedan atrapar a sus presas, debido a que los gatos son expertos cazadores y tienen una visión que les ayuda enormemente en esta dura tarea, especialmente en los gatos que viven en la calle y que necesitan cazar para poder alimentarse de manera adecuada todos los días.

No cabe duda que los gatos son animales muy enigmáticos y que su visión nos aporta algunas curiosidades sobre la vida nocturna de este animal. Esta gran visión permite a los gatos poder estar vagando por la casa durante la noche, que es cuando tienen más libertad sin la sombra de su dueño vigilando lo que hacen.

Evitar olores del gato en casa

La caja de arena de tu gato debe estar siempre limpia por más de una razón.

Los gatos como cualquier otro animal suelen dejar en nuestro hogar diferentes olores y es importante mantener controlados estos olores mediante la correcta higiene de los diferentes lugares donde el gato acostumbra a estar. El dueño debe hacerse responsable de la higiene de todo lo que tenga que ver con su gato, para que la casa no tenga olor desagradable del gato.

Uno de estos lugares es el cajón donde el gato hace sus necesidades. Cambiar las piedras y lavar el cajón por dentro es fundamental hacerlo cada cierto tiempo, algo que dependerá de la edad de nuestro gato y de la zona en la que se encuentre ubicada. Cambiar las piedras cada semana y lavar el cajón a fondo mensualmente es una de las diferentes opciones para mantener la zona del cajón sin olores. Ya que si tu gato siente que su caja está sucia, podrá rehusarse a usarla y comenzar a hacer sus necesidades en otros lugares dónde seguro no quieres.

También es importante lavar la manta donde duerma nuestro gato, su casa, para que así podamos eliminar los restos de pelos, olores y por supuesto nuestro gato tenga la máxima higiene posible en todos sus accesorios. Además de eliminar los olores mantendremos a nuestro gato limpio. Como complemento a todo esto un baño periódico es también muy recomendable para que el gato se mantenga lo más limpio posible.